EL PUEBLO - PRADILLA

  Historia  | Localismos | Localización Caza y Pesca  | Deportes |
 
   Fiestas | Comer y Dormir | AyuntamientoTelecentro| Pradilla |

 

 

La localidad burgalesa de Pradilla  ha sido uno de tantos pueblos desaparecidos fundamentalmente por la emigración que dejó de existir finalmente porque fue comprada por Fresneda de la Sierra en 1969.

 Pradilla situada a 4 Km de Fresneda y a  1.200 metros de altitud, se encuentra enclavada en plena Sierra de la Demanda. Su posición geográfica, a caballo entre las provincias de Burgos y la Rioja, propició su convivencia con Fresneda de la Sierra (Burgos) y Valgañón (La Rioja), pues se asentaba en una llanada al borde de dos barrancos que sea abrían a estas dos localidades

 Encontramos las primeras referencias a Pradilla en unos documentos de la segunda mitad del S. X, en una donación realizada por el Conde Castellano Garci Fernández en el año 979 ,en el Monasterio de San Miguel de Pedroso, donde también se menciona a Fresneda de la Sierra.

 Según el Catastro de Ensenada, Pradilla pertenecía al “Partido de Logroño” en el año 1752. En esa fecha estaba incluida en “el valle de Ezcaray”,  y pertenecía al Duque de Medinaceli que lo tenía como un lugar de señorío.

 Su situación administrativa era muy peculiar, pues en lo criminal era jurisdicción de Zorraquín (La Rioja) y en lo civil de Cerezo (Burgos), situación que era un claro reflejo de su posición geográfica en la zona fronteriza  entre las provincias de Burgos y la Rioja. Por aquel entonces, Pradilla contaba con 10 habitantes que vivían en un caserío. Sus ocupaciones eran la ganadería y la labranza. Poseían una taberna que los pradillanos administraban de forma rotativa y también contaban con un horno comunal de cocer pan.

80 habitantes vivían en Pradilla a finales del s.XIX , cifra que se mantuvo más o menos hasta 1940.

 Pradilla aparece con la coletilla de Belorado (Pradilla de Belorado) a mediados del s.XX..

 En esta época cuenta Pradilla con una escuela mixta, que además era vivienda de la maestra y Casa Concejo. Seguía disponiendo de horno de cocer comunal y de una taberna, administrada rotativamente por los pradillanos. Sin embargo, no poseía molino harinero y se valía del de Fresneda y Valgañón.

 Fue en 1960 cuando se inició un pleito entre las localidades de Fresneda y Pradilla. El motivo fue la disputa por un monte, del que ambos se consideraban propietarios.

Tres años más tarde se produjo un grave incendio en Pradilla y poco más tarde tuvo lugar el hundimiento del coro de la iglesia cuando estaba repleta de fieles.

Todas estas circunstancias, junto con la tendencia en toda España de emigrar hacia las grandes ciudades o poblaciones más grandes, propiciaron el comienzo del fin de su existencia,.

La disputa entre ambos pueblos duró unos 6 años, hasta que ambas localidades llegaron al acuerdo de la compra de Pradilla por parte de Fresneda de la Sierra. En 1967 esta curiosa compra fue recogida en las páginas de los periódicos de la época, como fue el caso de “La Voz de Castilla”.

El contrato de compra implicaba la desaparición de Pradilla. Se decidió que las tierras fueran destinadas para pastos para la ganadería, y su población, unos 30 vecinos, tenían la posibilidad de irse a vivir a Fresneda de la Sierra.

El coste de la compra se fijó en unos dos millones y medio de pesetas.

A finales de los años 60, Fresneda de la Sierra tenía una población de 400 habitantes y contaba con tres serrerías y una ganadería considerable, ofreciendo así mayores oportunidades y perspectivas de futuro a todos aquellos pradillanos que decidieran irse a vivir a Fresneda.

En aquella época Don Eduardo González Hernando ocupaba el cargo de alcalde de Fresneda, mientras que en Pradilla  el alcalde era Don Isaac Gonzalo.

 Por aquel entonces, vivían en Pradilla siete familias, la maestra y el pastor con su mujer y sus dos hijos. Se trataba de las familias de la Sra. Valeriana, Sr. Ausencio, Sr. Antonio, Sr. Urbano, Sr. Desidero y Sr. Isaac.

Los últimos en abandonar el pueblo de Pradilla fueron el matrimonio formado por Lorenza Neila y Desiderio Peña, junto con sus diez hijos.

La compra de Pradilla tuvo lugar oficialmente el 3 de Noviembre de 1969.

Hoy en día, Pradilla sigue conservado la Iglesia Parroquial de San Esteban, templo que fue reconstruido en los años 60, tras el hundimiento del coro. Sin embargo su construcción original se remonta mucho tiempo atrás. De hecho, encontramos referencias de su existencia a mediados del S.XIX, en unos escritos de Pascual Madoz. En el interior del templo destaca una pila bautismal románica.

La última boda en esta iglesia fue en 1991, casi un cuarto de siglo después de que el pueblo quedara totalmente desierto. Las boda fue protagonizada por Milagros Gonzalo y Jesús Crespo,  ya que la novia había nacido en Pradilla.

En el término de Larrea, línea divisoria de Pradilla y Fresneda, fue encontrada una estela funeraría llamada "Peña la Pastora", que actualmente se encuentra emplazada en la Plaza Mayor de Fresneda.

 Pradilla tenía dos fiestas de uso propio, la de su patrón, San Esteban (26 de Diciembre) y la de Gracias (18 de Septiembre).

Las fiestas de San Esteban se distinguían por dos motivos: por las nevadas que solían cubrir el pueblo y por las características físicas de los dos músicos que generalmente la amenizaban, uno invidente y otro paralítico.

Las fiestas de Gracias eran las más concurridas, pues su celebración coincidía con el fin de la cosecha.

 Actualmente, los pradillanos se reúnen una vez al año, generalmente en Agosto, para asistir a la misa anual que se celebra en la iglesia de Pradilla y para compartir una comida en un día especial para ellos, pues se revive de alguna manera el alma del pueblo de Pradilla.

 

 

 
   
Inicio  | Principal  | El pueblo  | Turismo  | Asociación  | Fotos  | Noticias  | Contactar  | Patrocinadores  | Descargas  | Gracias a ...  | Guia Web